Viajar en economy, con los asientos cada vez más chicos, es toda una proeza. Qué hay que tener en cuenta para poder pasar un momento agradable abordo de un avión en una travesía de larga distancia

Para los que vuelan en economy, hay algunos trucos infalibles para hacer que la experiencia de un vuelo de más de 8 horas se convierta en una aventura agradable (iStock)

Para los que vuelan en economy, hay algunos trucos infalibles para hacer que la experiencia de un vuelo de más de 8 horas se convierta en una aventura agradable e, incluso, parte del descanso y de las añoradas vacaciones.

Elegir bien el asiento

El asiento es un elemento clave para disfrutar el vuelo. La mayoría de las aerolíneas reservan una cantidad considerable de asientos para ser otorgados en el aeropuerto. Lo ideal es entrar a la web de la aerolínea y, con el código de reserva, ingresar al mapa de asientos. También hay webs especializadas que tienen mapas de asientos ingresando con la fecha del vuelo, su número y el nombre de la aerolínea (seatguru.com y bestplaneseat.com) que permiten ver el escenario interior de la aeronave. Siempre hay que “tirarse al lance” de pedir en el mostrador de check in el asiento que queremos, incluso alguno en fila de emergencia. Si lo hacemos amablemente y con una sonrisa, si tiene disponibilidad, el empleado nos lo dará.

Si no es posible reservar online porque la aerolínea no lo permite con tanta anticipación, se puede llamar por teléfono al call center de la compañía: muchas veces lo que no puede hacerse online puede hacerse por teléfono.

Elegir el asiento con precisión es muy importante (iStock)

Elegir el asiento con precisión es muy importante

Si viajan en pareja, un truco posible es elegir los asientos de ventanilla y pasillo: es muy posible que el asiento del medio quede vacío, porque nadie lo elija. De última, si el vuelo va repleto y el check in lo asigna de todos modos a alguien, la pareja puede proponer fácilmente un cambio para viajar juntos.

Vuelos nocturnos

Si hay opción de vuelo nocturno para su ruta, es mejor que el diurno. El tiempo parece no pasar en un vuelo durante el día. Quienes lo prefieren lo hacen porque razonan que han dormido en una cama la noche anterior y dormirán en una cama al llegar. Pero salvo que se disponga de tiempo, se pierde un día y en general con el tiempo de anticipación que exigen las empresas para estar en el aeropuerto, lo más seguro es que esa exigencia imponga un madrugón. De modo que lo de “dormir en una cama” la noche anterior comienza a relativizarse con el tema de los horarios.

Obtenga la tarjeta de viajero frecuente

Si viajan al menos una vez al año, es muy conveniente solicitar la tarjeta de viajero frecuente. Son gratis y acumulan millas, kilómetros o puntos para aplicar a viajes futuros. La mayoría de las tarjetas tienen distintas categorías y, de acuerdo a las categorías, tienen beneficios como upgrades, asientos privilegiados o de “economy plus”, prioridad de embarque, beneficios en el kilaje del equipaje.

Momento para viajar

Obviamente gran parte del secreto de disfrutar del viaje es que la cabina no esté muy ocupada. Eso es difícil en estos tiempos, pero puede lograrse en temporada baja. De modo que es buena idea contratar el viaje dentro de las temporadas bajas.

Tratar de elegir asiento lejos de las mamparas

Los niños pequeños y los bebés son asignados con sus padres a los asientos que limitan con las mamparas. Si su asiento está demasiado cerca, es probable que su paz se vea quebrada por el llanto. Por lo tanto cuando esté eligiendo asiento tenga en cuenta este punto.

Equipaje de mano

Un equipaje de mano pesado sólo lo estorbará y es posible que no pueda acomodarlo en los compartimentos superiores (iStock)

Un equipaje de mano pesado sólo lo estorbará y es posible que no pueda acomodarlo en los compartimentos superiores.

Trate de viajar liviano. Un equipaje de mano pesado sólo lo estorbará y es posible que no pueda acomodarlo en los compartimentos superiores. Incluso si excede determinadas medidas puede que el personal de cabina se lo haga despachar a la bodega.

De modo que no olvide un abrigo (las cabinas suelen ponerse frías en algún momento), un antifaz para los ojos y unos tapones para los oídos (algunas compañías los proveen pero no todas), algo de música personal, un libro, una bolsita de frutos secos (son útiles si tiene hambre en un momento alejado del servicio), un cepillo de dientes y pasta dental especiales para viajes y aquellos artículos valiosos que no pueda despachar.

Comidas especiales

En general las compañías tienen dos opciones de comida para economy class pero puede solicitar una comida especial con cierta anticipación. Averigüe esos detalles con la empresa y vea qué opciones de comidas especiales tienen para ofrecer.

Moverse

Es bueno moverse un poco en la cabina cuando la señal de los cinturones está apagada (iStock)

Es bueno moverse un poco en la cabina cuando la señal de los cinturones está apagada

Es bueno moverse un poco en la cabina cuando la señal de los cinturones está apagada. También realizar algunos movimientos descontracturantes que algunas aerolíneas ilustran en sus revistas de abordo. Haga movimientos simples con sus manos, brazos, piernas y pies para evitar entumecimientos y contracturas.

Hidratarse

El ambiente de las cabinas es seco. Hidrátese en abundancia y lleve unas lágrimas para ojos también. Eso contribuirá a hacerlo sentir bien.

Relájese

Algo que no puede negarse al viajar en avión por más de ocho horas es que uno no tiene otra cosa para hacer más que estar allí sin teléfono y sin internet (las aerolíneas que las proveen lo hacen a un precio elevado y muchas veces no es buena). De modo que una buena idea es relajarse, leer, escuchar música, ver una película, meditar (para quienes lo hacen) y fundamentalmente disfrutar del vuelo, hacerlo parte del goce de viajar.


Dejá un comentario