Cuenta con conexión GSM y Bluetooth que actúan como sistema de rastreo. Funciona con una aplicación para smartphone mediante la cual el dueño alerta en caso de que se lleven la bici.

El mayor problema que existe con la bicicleta es el robo. Por eso, dos hermanos holadenses, los Cartier, desarrollaron un bici eléctrica (Electrified S de VanMoof) que posee un sistema de rastreo similar al que funciona en la industria automotriz.

El sistema de seguridad funciona mediante una aplicación que el dueño debe bajar en su teléfono celular, y que mediante GSM y Bluetooh le permiten estar conectado con su bicicleta y, además, con un centro de monitoreo. En caso de robo, sólo es necesario tocar un botón de la app para que VanMoof comience la búsqueda. En caso que no apareciera en el transcurso de dos semanas, la empresa garantiza la entrega de un nuevo rodado.

La bicicleta Electrified S de VanMoof cuesta 2.300 euros (unos 37.700 pesos) y además se caracteriza por tener un motor eléctrico que tiene una autonomía de 120 kilómetros.

Para incrementar la eficiencia del sistema antirrobo, VanMoof está desarrollando un sistema que dispara una alarma al centro de monitoreo si la cadena que ata a la bicicleta (posee sensores) es removida sin el aviso del dueño. De esta manera, será posible recuperar la “bici” antes de que el dueño se haya enterado que fue robada

.

.

 

 


Dejá un comentario