Un inventor holandés inventó la Lopifit, una cinta para correr estática que puede moverse.

“Cintacleta”, la extraña unión entre la bici y la cinta de correr

A Bruin Bergmeester, un inventor holandés, ya le aburría mucho usar la cinta para correr del gimnasio al que iba a entrenarse. A pesar del televisor que tenía delante, al que nunca le prestaba atención, la monotonía de saberse corriendo en “el mismo lugar”, encerrado entre cuatro paredes (algunas revestidas íntegramente por espejos), lo abrumada.

Un día, su inquieta curiosidad -condición excluyente de su oficio-, lo llevó a plantearse la necesidad de “darle un giro a la cosa”. Su objetivo era sencillo: transformar en más divertida la experiencia de correr o caminar en la cinta y que incluya el contacto con la naturaleza, con el aire libre. Su plan: ponerle movimiento a lo estático.

“Cintacleta”, la extraña unión entre la bici y la cinta de correr

La cintacleta puede alcanzar los 25 kilómetros por hora de velocidad

El resultado: una extraña combinación entre una bicicleta y la cinta para correr: la Lopifit, la primera cinta para correr o caminar no estática. Nosotros la podríamos llamar “cintacleta”, quizás.

Para hacer la Lopifit (o “cintacleta”, para los amigos), Bermeester tomó un pequeño motor de pedaleo eléctrico que detecta el movimiento de la banda de la caminadora y lo potencia, de manera que una simple caminata genera fuerza suficiente para alcanzar velocidades de bicicleta, hasta 25 km por hora para ser exactos, o frenar mientras el usuario reduce el paso.

De esta manera, no es necesario correr ni hacer demasiada tracción. Sólo caminar. El sistema del motor es similar al de las bicicletas eléctricas que hoy en día podemos encontrar en tiendas especializadas.

Carísimas

El producto tuvo, según detalla el diario Huffington Post, fue un éxito de ventas en Europa, Estados Unidos y Japón.

En nuestro país, a través del sitio Mercado Libre, se encuentran algunas Lopifit para comprar, pero el precio es sumamente restrictivo. Se puede conseguir desde los 49 mil pesos.


Dejá un comentario