Claves para reclamar si el auto, nuevo o usado, tiene fallas

Las personas que deciden comprar un auto están pensando en usarlo y no en llevarlo al servicio mecánico por fallas. Y mucho menos, que los desperfectos sean reiterados, imposibles de resolver o que cada semana surja un problema nuevo. Si estás frente a alguno de estos inconvenientes te contamos qué hay tener en cuenta para hacer un reclamo efectivo:

Fallas en un 0 km

Claves para reclamar si el auto, nuevo o usado, tiene fallas

Un vehículo nuevo debe ser entregado en perfecto estado de funcionamiento y sin ningún desperfecto estético. En caso de tener alguna falla se puede reclamar que sea reparada, que se resuelva el contrato o que se cambie por un vehículo nuevo más los daños y perjuicios. Estas tres opciones pueden ser elegidas libremente por el comprador salvo que el auto se pueda reparar y en este caso hay que analizar de manera precisa cómo actuar. En conclusión, si al retirar el vehículo se puede detectar el desperfecto o el daño estético, hay que dejar constancia o agregar la leyenda “en disconformidad”. Si la falla se advierte con posterioridad, hay que hacer los reclamos por escrito y guardar los comprobantes.

En el caso de no poder reparar el vehículo se podrá reclamar que se entregue otro modelo del mismo valor o la restitución del dinero, además de una indemnización por los daños y perjuicios.

Desperfectos en un auto usado

En los autos usados también se puede reclamar de la misma manera que con los vehículos 0 km. La diferencia radica en la información que dio el vendedor al momento de la operación y el conocimiento que tiene el comprador de los defectos que pueda tener el vehículo.

Además, el plazo para realizar el reclamo es de 3 meses, salvo que se haya pactado más tiempo, pero hay que contar con la garantía firmada de la que surja este compromiso.

Órdenes de reparación

Cuando un vehículo ingresa en el servicio mecánico, aquel que lo recibe debe entregar un comprobante escrito en que conste la fecha y el motivo. Esta nota sirva para contar el plazo de la privación de uso y para saber cuál o cuáles fueron los desperfectos por los que ingresó y las reparaciones que se le hicieron a la unidad.

En caso de no poder ser corregidas las fallas y si se dan todos los requisitos, se podrán reclamar el cambio de la unidad o el reintegro de lo abonado más los daños y perjuicios sufridos por todos los inconvenientes.

Indemnizaciones

Para poder reclamar las indemnizaciones que correspondan, hay que tener un registro de todo lo ocurrido y guardar la mayor cantidad de comprobantes de reparaciones y gastos, siempre teniendo en cuenta que cada caso debe ser analizado de manera individual en conjunto con las pruebas pertinentes.


Dejá un comentario