El Toyota Prius, el vehículo híbrido más vendido del mundo, arrasa en la cultura californiana y es el preferido de las celebrities. Lo usan las estrellas del cine y aparece en las producciones más taquilleras. Las razones por las que eligen un automóvil que simboliza un estilo de vida

Los paparazzis encontraron a Olivia Wilde, Dustin Hoffman y Natalie Portman con sus Prius

Los paparazzis encontraron a Olivia Wilde, Dustin Hoffman y Natalie Portman con sus Prius

Una escena de la película La La Land descubrió un rasgo distintivo de la cultura californiana. A la salida de la fiesta en la que Mia (Emma Stone) y Sebastian (Ryan Gosling) se conocen, los protagonistas iniciaron la búsqueda del Toyota Prius de ella en un estacionamiento que colapsaba de vehículos de este modelo. Como la exploración recreó líneas de comedia, Mia y Sebastian relegaron el rastreo del vehículo. Bailando y cantando deslizaban un mensaje con referencia directa a la industria automotriz: un guiño a la proliferación del híbrido de Toyota en el mercado estadounidense.

La escena de la multipremiada película de Hollywood es una radiografía de la influencia del Prius en la idiosincrasia de una cultura joven, audaz, innovadora. El híbrido de la firma nipona aparece en segundo plano, en condición omnipresente, en un sinfín de producciones establecidas en el área. Cameron y Mitchell, la pareja gay de Modern Family, Gus de la serie Love y Larry David de Curb your enthusiasmse dejan ver a bordo de un Prius. Amy Adams en La llegada y Will Ferrell y Mark Wahlberg en la comedia de acción Los otros dos elevaron el modelo japonés a la pantalla grande.

Emma Stone usó un Prius en su interpretación de Mia en La La Land. También lo utiliza en la vida real

Emma Stone usó un Prius en su interpretación de Mia en La La Land. También lo utiliza en la vida real

Las estrategias de marketing de Toyota han favorecido la inmersión del vehículo impulsado por mismas proporciones de combustible fósil y electricidad en las secuencias fílmicas. Inversión estimulada, a su vez, por un compromiso medioambiental respaldado con políticas contrastables a la estadística del estado de California. El vehículo híbrido más vendido del mundo -bajo consumo, diseño y eficiencia, 98 de potencia del motor eléctrico y 72 caballos del híbrido que desarrollan 122 CV de potencia conjunta- recibió la bendición de las autoridades gubernamentales: subvención para la compra de unidades eco-friendly, estacionamiento gratuito y concesión de carriles exclusivos.

Según informó el portal El Motor del diario español El País, el 40% de los vehículos híbridos y eléctricos que circulan por Estados Unidos lo hacen por las carreteras californianas. Según un relevamiento publicado en The Huffington Post, el Toyota Prius supera a modelos con la firma BMW o Mercedes-Benz en el favoritismo de la clase alta californiana, con suficiente caudal financiero para adquirir vehículos de lujo, deportivos exclusivos en vez de un popular ejemplar de segmentos inferiores. Las características sustentables de este singular vehículo híbrido han conquistado a millonarias celebridades de Hollywood.

Cameron Díaz, otra estrella de Hollywood que viaja a bordo del híbrido más vendido del mundo

Cameron Díaz, otra estrella de Hollywood que viaja a bordo del híbrido más vendido del mundo

Ryan Gosling, Olivia Wilde, Cameron Diaz, Jessica Alba, Leonardo DiCaprio, Matt Damon, Natalie Portman, Julia Roberts, Sarah Jessica Parker, Demi Moore, Dustin Hoffman, Tom Hanks, Bradley Cooper, desde Harrison Ford a Miley Cyrus, el target demográfico del Prius no discrimina edad. ¿Cómo hizo este auto que en Argentina cuesta 62.400 dólares para conquistar la mística hollywoodense? Simbolizar un estilo de vida, blandir un culto a la propagación de un compromiso ambiental, aunar generaciones en motor de una conciencia sustentable. La penetración de un modelo asequible al estatus californiano obedece a criterios de selección “verde”, una sensibilidad que aboga por problemáticas de emisión contaminante en los vehículos tradicionales. Hollywood -o las estrellas que sustentan el cartel de la mega industria cinematográfica estadounidense- asumió la necesidad de un cambio, de instalar el germen de un paradigma sostenible.


Dejá un comentario