El lúpulo es el ingrediente esencial para la elaboración de la bebida alcohólica. Pero además, por su contenido de aceites y ácidos alfa, también es útil para la salud, ya que puede ayudar a prevenir distintas enfermedades

Por sus compuestos, el lúpulo se emplea en la medicina tradicional para tratar distintas dolencias y enfermedades (iStock)

Por sus compuestos, el lúpulo se emplea en la medicina tradicional para tratar distintas dolencias y enfermedades .

La cerveza es la bebida alcohólica social por excelencia. En reuniones de amigos, en citas de pareja, suele ser la opción número uno. El principio de las razones recaen en la variedad de sabores, aromas, texturas, en definitiva, en los muchos factores que conforman la calidad final del producto, factores que en su origen tienen un elemento en común: el lúpulo.

Esta flor, esencial para el elaborado, es el ingrediente con menor porcentaje en la cerveza. Sin embargo, tiene un valor fundamental al ser el responsable del aroma, amargor y sabor de la bebida alcohólica, por su contenido de ácidos alfa y aceites esenciales. También tiene un rol clave en la estabilización de la espuma, generada previamente por la malta de cebada. Y aporta beneficios para la salud del organismo.

El lúpulo se ha utilizado en la medicina tradicional para tratar distintas dolencias y enfermedades. Su composición natural había sembrado las incertidumbre entre los especialistas sobre si le podría conferir a la cerveza algunas de sus propiedades saludables.

La flor es la responsable del característico sabor amargo de esta bebida y se mide internacionalmente a través del IBU (International Bitterness Unit)

La flor es la responsable del característico sabor amargo de esta bebida y se mide internacionalmente a través del IBU.

Los ácidos del lúpulo proporcionan estabilidad antibacteriana y funcionan como conservante natural. Se demostró que la humulona -el principal constituyente de los ácidos del lúpulo-, inhibe la resorción ósea (pérdida de calcio del hueso), lo que contribuye frente a la osteoporosis.

Para completar, el lúpulo puede favorecer a la prevención de la oxidación celular, relacionada con enfermedades cardiovasculares o el envejecimiento por su acción antibacteriana, su actividad antiinflamatoria y sus propiedades sedantes y diuréticas.

En otro contexto, un estudio realizado por la Universidad Estatal de Oregón y publicado en Archives of Biochemistry and Biophysics indicó que ayudaría a perder peso y a bajar el colesterol, ya que en un experimento con ratones los especialistas descubrieron que el xanthohumol -un ingrediente natural del lúpulo- aumenta el oxígeno en la sangre y provoca que el metabolismo se acelere, lo cual genera una pérdida de peso.

En Argentina se cosechan 200 toneladas repartidas en 150 hectáreas (iStock)

En Argentina se cosechan 200 toneladas repartidas en 150 hectáreas.

Más allá de los aportes, todas las recomendaciones coinciden en controlar el nivel de consumo de bebidas alcohólicas. Pese a que la cerveza presenta una baja gradación de alcohol, su ingesta excesiva y recurrente puede derivar en cambios en el estado de ánimo y efectos nocivos en la salud.

Por razones climáticas, el lúpulo se cultiva en pocos países del mundo. Argentina tiene el privilegio de ser uno de ellos. Actualmente se cosechan 200 toneladas al año distribuidas en más de 150 hectáreas, principalmente en Río Negro. El proceso de cosecha comienza a fines de febrero y termina a finales de marzo, acumulando entre 3 y 6 hectáreas por día. La planta crece en forma vertical y puede alcanzar hasta seis metros de altura.


Dejá un comentario