El motor puede sufrir daños si se conduce utilizando el combustible del tanque de reserva

El motor puede sufrir daños si se conduce utilizando el combustible del tanque de reserva

Depende. El tanque de reserva permite que un auto sea capaz de recorrer un trayecto “equis”. Nace de la obligación de notificar –alertar– que es menester recargar combustible en un límite de tiempo y distancia ligeramente corto. El concepto de la reserva responde a una oferta de garantía adicional, un servicio que gozan todos los vehículos sin excepción.

Pero, ¿cuántos kilómetros equivalen al tanque de reserva? La respuesta es una gran incertidumbre que no dilucida ningún fabricante. Generalmente, la luz del depósito se enciende cuando la autonomía del vehículo desciende por debajo de los 80 kilómetros o el nivel de combustible se reduce a un octavo de tanque. Si el auto consume mucho, la alerta puede aparecer con un cuarto del depósito.

La fracción del depósito que advierte el inminente agotamiento de la energía varía en relación al tamaño y el modelo de cada coche, y la autonomía depende del peso que cargue el vehículo, de su edad, de su estado, del estilo de conducción.

Depende de múltiples factores la cantidad real de kilómetros permitidos en “rojo”

epende de múltiples factores la cantidad real de kilómetros permitidos en “rojo”

Por construcción, por diseño orgánico, en un auto está siempre prevista la utilización de este depósito de reserva, concebida con la premisa de evitar quedarse varado sin combustible. Aunque la razón del “depósito de reserva” es una figura abstracta: no está físicamente emancipado del tanque convencional. Este sistema de alimentación de combustible dispone de otros tres componentes claves: bomba, filtro e inyectores. Incluso abusar de las últimas gotas de nafta puede ser perjudicial para el engranaje del vehículo: el esfuerzo extra de absorción de un tanque casi vacío atenta contra su eficiencia y reduce su vida útil.

El tanque de reserva del Toyota Corolla, el auto más vendido en la historia, permite recorrer un promedio de 73,8 kilómetros

Su utilidad es fáctica pero su capacidad supone un gran vacío de precisiones. El sentido de desinformación y encubrimiento valida la razón de su existencia. Aunque aún con todos estos imponderables, variaciones y componentes, es probable obtener un dato aproximado, no así fiable. Para erradicar la ausencia de datos concretos sobre este servicio con un tamiz místico, el portal web TankOnEmpty.com programó una solución para todos los usuarios.

Organizó un proyecto que se alimenta de la contribución de los conductores. Ellos registran la distancia máxima y mínima que recorre su auto con las ganancias del tanque de reserva. Con el procesamiento de estos datos, el sistema calcula un promedio y una desviación natural que ofrece una noción que aspira a descubrir la autonomía real del modelo. El servicio de estimaciones resulta ciertamente interesante y hasta revelador. Aunque sea más un experimento singular y curioso que una fuente infalible de información.

El programa propone aproximaciones a través de un promedio. No son datos concretos ni oficiales

El programa propone aproximaciones a través de un promedio. No son datos concretos ni oficiales

Según las consideraciones que se desprenden del estudio de “Tank On Empty“, algunos de los vehículos más populares del país están registrados en una grilla gestada entre conductores estadounidenses. El Renault Clio, por ejemplo, recorre 71,9 kilómetros con el tanque de reserva. El Honda Civic, 69,6 kilómetros; Toyota Corolla, 73,8; Toyota Hilux, 63,4; Ford Ka, 60,3; Ford Fiesta, 61,2; Peugeot 206, 77,3.

Apenas aproximaciones de una realidad oculta transversal a todas las eras de la industria automotriz. Son suposiciones, estimaciones que no responden con fiabilidad misterios históricos de la industria. Datos que, además, nos deberían ser de utilidad. No sólo para evitar la multa de tráfico por permanecer a la vera de una autopista, o las situaciones de estrés y angustia, sino también para conservar la calidad del motor del auto.


Deja un comentario