El pasado 10 de junio, se conmemoró el Día Mundial de la Seguridad Vial y bajo este contexto, el Ministerio de Transporte de la Nación alertó que, en nuestro país en el 2016 murieron 15 personas por día en todo el país y que cerca del 55%de las víctimas tenía menos de 35 años, según un mapa oficial de la ANSV.

Según este nuevo relevamiento, durante 2016 hubo 5.613 muertes en todo el territorio nacional. El 30% ocurrió en la provincia de Buenos Aires, donde unas 1.559 personas perdieron la vida en rutas y calles. En la Ciudad 97 fallecidos durante ese mismo período, tal como revela una nota del diario Clarín.

Este estudio lo realizó la Agencia Nacional de Seguridad Vial implementó una nueva metodología que consiste en recolectar información por medio de una base de datos digital, donde los municipios van ingresan sus propias estadísticas.

Al analizar la tasa de mortalidad (la relación entre el número de muertos y la población), se descubre que Santiago del Estero ostenta el promedio más elevado: 35,8 víctimas fatales cada 100.000 habitantes. Le siguen San Luis (24,9) y Catamarca (23). Luego, en la otra punta, están la provincia de Buenos Aires (9,3), Tierra del Fuego (5,1) y la Capital Federal (3,2).

Sólo el 43,6% de los argentinos usa cinturón de seguridad

Una de las consecuencias de los fallecidos es que la sólo el 43,6% de los vehículos observados circula con todos sus ocupantes con cinturón de seguridad. Entre los conductores, el porcentaje de uso es del 50,2%, en copilotos es del 42,9% y en ocupantes traseros desciende a 23,1%.

Por otro lado, 8 de cada 10 conductores de vehículos son hombres. Las mujeres manejan menos pero se cuidan más: cerca del 60% utiliza el cinturón, contra menos del 50% de los hombres. Además, ellas influyen positivamente: cuando manejan, más del 50% de los ocupantes del vehículo lo llevan puesto.

Sobre la seguridad infantil, 7 de cada 10 menores de edad circulan desprotegidos, porque no utilizan ningún elemento de seguridad o porque utilizan uno incorrecto. Las regiones de NEA y NOA son las que presentan los niveles de desprotección más críticos.