El nuevo modelo coreano rompe paradigmas de diseño con la particularidad de contar con una puerta del lado del conductor y dos a la derecha.  Además, ofrece un completo equipamiento, gran confort de marcha y consumos moderados.

Cuando se presentó por primera vez en el Salón del Automóvil de Detroit como un concept car sorprendió a los asistentes por la originalidad de su diseño.  Desde aquel momento muchos se preguntan qué tipo de vehículo es. Un interrogante que pudimos develar en la presentación oficial en Argentina que se realizó hace unos meses.
El Hyundai Veloster presenta un innovador formato de tres puertas, donde combina dos mundos en un solo vehículo: el estilo de una coupé con la funcionalidad de un hatchback de cinco puertas.
Todo lo que tiene que ver con este auto es innovador.   Así lo demuestra también el Proyecto Veloster 2.0, donde los internautas fueron definiendo el equipamiento del auto. Se registraron más de 6.000 configuraciones, siempre respetando un presupuesto virtual de 5.000 dólares que se agregaba a una configuración básica preestablecida. El resultado final concluyó que los participantes privilegiaron la seguridad y la tecnología en un auto que se comercializa con una sola motorización naftera 1.6.

Diseño exterior
El Veloster integra un selecto grupo con rivales destacados como  Mini Cooper S, Alfa Romeo Mito, Citroën DS3. Todos se destacan por la singularidad de sus estéticas, pero el modelo de Hyundai  se diferencia del resto fundamentalmente por contar con una puerta en el costado izquierdo y dos en el derecho.
¿Cuál fue la idea que originó esta extraña definición? Los diseñadores e ingenieros de Hyundai lo pensaron como una solución para las dificultades de las coupés tradicionales por acceder a las plazas traseras ya que hay que abrir completamente las puertas para poder ingresar luego de haber movido previamente el asiento del conductor o del acompañante.
El toque deportivo lo otorgan sus llantas de aluminio de 17”, con un diseño de cinco rayos gruesos, calzan neumáticos de medidas 215/45 R 17.

Resultado de imagen para Hyundai Veloster

Interior
Una vez que ingresamos en el habitáculo comprobamos que allí también hubo un delicado trabajo de diseño para escapar de las formas convencionales adoptando líneas fluidas,  donde se  percibe una  muy buena calidad general.
El interior  fue inspirado en el concepto Extreme motion que toma los elementos dinámicos de las motocicletas de alta velocidad, como por ejemplo la plancha central que se asemeja a la vista superior del tanque de combustible o las salidas de aire que se remiten a las formas de los caños de escape.
Se combinan de manera armoniosa  grises oscuros con detalles símil aluminio en la plancha de tablero, en la salida de las ventilaciones centrales y laterales en la consola central, con insertos en los paneles interiores  y manijas de apertura de puerta cromadas.

Equipamiento
En un vehículo con tanto caudal de equipamiento nos centramos en destacar lo más diferencial que ofrece. En este sentido destacamos su sistema multimedia de pantalla táctil de 7” con CD, AM/FM, MP3 y DVix; que también permite conectar un iPod, entrada auxiliar de video RCA y dispositivos USB.
Otra incorporación importante, teniendo en cuenta que es un vehículo con una luneta de dimensiones limitadas, es la cámara de visión trasera, que  se complementa con los sensores de estacionamiento trasero, con sonido desconectable por botón.
A nivel de confort, incluye un techo panorámico corredizo eléctrico de dos funciones y un climatizador automático que brinda un ambiente con la temperatura ideal.

Seguridad
El Veloster tiene una gran cantidad de asistentes para intentar evitar una colisión. Su dirección asistida eléctricamente incluye un endurecimiento programado:  es blanda en el manejo en ciudad para maniobrar en espacios reducidos  y más dura a medida que se incrementa la velocidad.
Los frenos a discos en las cuatro ruedas están asistidos con el Sistema Antibloqueo de Frenos con Distribución Electrónica de Frenado (EBD) y el Sistema de Frenado de Emergencia (BAS).
En el caso de necesitar corregir una situación de pérdida de trayectoria o cuando se requiere distribuir mejor la tracción para sortear una situación compleja, entran en juego los Controles de Estabilidad y Tracción.

 

Motor y Transmisión
La motorización del Veloster nos sorprendió ofreciendo mejores prestaciones en cuanto a consumo que en relación a potencia y velocidad. Está equipado con un propulsor  de 1.591 cm3, 4 cilindros en línea y 16 válvulas, con doble árbol de levas a la cabeza comandado por cadena y admisión variable.  Eroga una potencia de 130 CV a 6.300 rpm y un torque de 16 kgm a 4.850 rpm.
Nuestras pruebas registraron que, circulando en ciudad, emplea 8,5 litros cada 100 kilómetros. En autopistas,  a la velocidad máxima permitida,  registra 7,6 litros para la misma distancia.

Comportamiento
El conjunto de suspensiones, delantera independiente McPherson y  trasera semiindependiente, ofrece un equilibrio que garantiza el confort tanto en la ciudad como en las rutas.  En las calles derribó nuestros prejuicios y pasó sin dificultades por cualquier imperfección y en autopista disfrutamos de su gran comportamiento, adaptándose al asfalto y sin mostrar inclinaciones. .
Su volante de buen grip colabora para que su dirección a piñón y cremallera con asistencia eléctrica  brinde docilidad y firmeza. A su vez, los frenos a discos en las cuatro ruedas (con ABS y EBD) respondieron mostrando una buena dosificación y  eficiencia en las pruebas que les realizamos en nuestra pista de manejo.

Conclusiones
Su original diseño constituye una solución funcional al ingreso a las plazas traseras pero también es un hallazgo estético al encontrar un punto intermedio entre una coupé y un hatchback.
El interior refleja las mismas intenciones que en el exterior, con buena calidad y líneas modernas.  La habitabilidad para cuatro pasajeros está asegurada aunque atrás los espacios son más limitados.
El equipamiento de confort y seguridad está a la altura de vehículos de categorías superiores, pero podría incluir un navegador satelital.


0 Comentarios

Deja un comentario

Avatar placeholder