Frenar repentinamente el auto para provocar que el de atrás se detenga bruscamente, gritar al conductor del vehículo que tarda en estacionarse o simplemente manejar con una velocidad mayor a la permitida, son unos de los tantos comportamientos que puede pueden definirte como un conductor agresivo.

Es llamativo como cambiamos de actitud y cambiamos nuestra personalidad al momento de tomar el volante, en instantes pasas de ser una persona dócil a alguien que no pueden ni voltear a ver, pero ¿qué influye que este cambio sea tan habitual en la gente?.

¿Por qué somos violentos al manejar?

El motivo en sí se desconoce, sin embargo, expertos señalan que existen varias causas de que nuestro comportamiento cambie mientras tenemos la posesión del vehículo.

Es mucho el tiempo que podemos pasar frente al volante, lo que puede causarnos cansancio y fatiga, esto hace que nuestra experiencia sea un poco desagradable, provocando ansiedad y molestia.

Si a las condiciones anteriores le añadimos las situaciones personales y las estresantes de la red vial como, por ejemplo, el ruido ambiental, las múltiples presiones a que se ven sometidos los conductores por la complejidad de nuestra movilidad quizás entendamos el motivo o las causas del comportamiento o reacción violenta de algunos conductores. Los psicólogos lo llaman desindividualización.

También influye si te encuentras alcoholizado o drogado.

Desindividualización

Se presenta cuando dejas de tener una identidad individual para pasar a tener una identidad de grupo y regirte por sus normas. Te vuelves más voluble, menos racional y, a menudo, más violenta, aunque también puede suceder todo lo contrario.

Características del conductor agresivo

Tienen pensamientos agresivos y hostiles hacia otros conductores: Van por la vialidades amenazando a la mayoría de los pilotos. También tienen más pensamientos vengativos, a veces pensando formas de físicamente hacerles daño.

Se arriesgan más en la carretera: Suelen ir más rápido, hacer más cambios bruscos de carril, cruzar en intersecciones con el semáforo en rojo o no respetar la distancia frontal para presionar al coche delantero.

Se enfadan más y más rápido: Estudios indican que los conductores sin agresividad suelen enfadarse una vez al día en tráfico, mientras que los agresivos lo hacen un mínimo de dos veces al día.

Sufren más accidentes: Los conductores agresivos tienden a sufrir más accidentes de tráfico e incrementan el número de multas de tráfico.

Otros rasgos

  • Impiden incorporaciones de otros carriles.
  • Se pegan al coche de delante para que vaya más rápido.
  • Tocan el claxon o utilizan las luces para intimidar a los demás.
  • Gritan o muestran una conducta perturbadora.
  • Suelen conducir rápido y por el carril central.
  • No respetan las distancias de seguridad.

Ellos, más agresivos que ellas

Un estudio realizado por la AAA Foundation for Traffic Safety, demuestra que la conducción agresiva es adoptada por todos los niveles dentro de la sociedad, la mayor parte de quienes llevan a cabo tales conductas tienen edades comprendidas entre los 18 y 26 años, de las cuáles sólo el 4% son mujeres.

¿Qué se puede hacer?

El Dr. James doctor y coautor de Road Rage and Aggressive Driving (Agresividad al volante), señala que la clave para evitar la agresividad mientras manejas es reconocer y saber dominar los pensamientos y las emociones agresivas.

Si cree que la agresividad es un problema en su vida, las terapias o las clases para su control pueden ayudarle a solucionarlo de una forma segura y responsable.

Otras recomendaciones

Si alguien se impacienta por rebasarle, baje la velocidad y permita el paso de este.

No se acerque mucho a otros vehículos. No solo es peligroso, también suele enfadar a otros conductores.

No se involucre en peleas. Si algún conductor empieza a blasfemar, a pitarle o a hacerle gestos agresivos, no le responda. Dele su espacio, evite el contacto visual, no deje que le moleste y siga conduciendo.

Si le sigue algún conductor, llame a la policía y conduzca hasta una comisaría de policía o a un centro comercial con mucha gente.


Dejá un comentario