La marca japonesa Honda presentó un prototipo que es capaz de mantener la verticalidad estando parado o a baja velocidad, sin necesidad de que el piloto baje los pies al piso.

El fabricante de motos Honda sorprendió en la muestra de tecnología CES de Las Vegas con una moto que es capaz de mantenerse vertical por sí misma, estando detenida o a baja velocidad, sin ninguna ayuda del piloto.

El secreto se encuentra en el sistema Riding Assist, que lleva una horquilla que varía en forma automática el ángulo de avance. Así, cuando se circula a baja velocidad la horquilla convierte su avance en negativo. A medida que la moto toma velocidad, vuelve a su ángulo normal. Gracias a ese ángulo de avance negativo, la motocicleta puede dominar sus inercias y lograr mantener la verticalidad.

Según Honda, el conjunto también se vale de un sistema de inteligencia artificial, que utiliza información de sensores de posición. Es el mismo que lleva el robot Asimo creado por la marca japonesa. Y si bien no hay fecha de su salida al mercado, lo interesante es que el sistema puede ser montado en cualquier moto. Tampoco aclaró cómo funciona ni cuál es la finalidad de la opción de seguimiento que se muestra en el video, a la que tampoco le encontramos una utilidad especial. Pero es una buena manera de mostrar cómo esta moto puede mantener la verticalidad por si misma.

Categorías: Sin categoría

Dejá un comentario