Síntesis de la historia: un participante de un fondo gana, por licitación, el derecho a un automotor. La concesionaria intenta imponerle una aseguradora, pero el adjudicatario  informa que “ya tenía la suya” con la cual operaba hace años (Federación Patrimonial), y que costo del seguro en ésta, era inferior al de la aseguradora que querían imponerle.

Conflicto, cartas documentos que van y vienen y una resolución final de la justicia: fuerte multa a la concesionaria y al círculo inversor, y ratificación del derecho del consumidor a la libre elección de su aseguradora.

El fallo tiene más de un año, pero conserva plena vigencia conceptual, por cuanto toda la normativa referida a esta cuestión mantiene plena vigencia.

Para tener en cuenta…


Dejá un comentario