Si hubo un accidente, aunque no se esté involucrado, es importante parar y socorrer a las víctimas si nadie está auxiliando. Siempre se debe detener la marcha en lugar seguro, y señalizar con balizas la zona para proteger a las víctimas, a uno mismo y no causar nuevos siniestros mientras se brinda ayuda.Pedir auxilio al número de emergencias, a la emergencia médica o a la policía. En lo posible, procurar corroborar el lugar del hecho, la cantidad de víctimas, si están conscientes o inconscientes, para brindar esa información al pedir ayuda.

Pero en el caso de que ya haya presencia policial o de ambulancia en el lugar del accidente, se debe pasar con cuidado por el costado, si es posible. Nunca detenerse o conducir muy despacio con el único propósito de observar y saciar la curiosidad. Esas conductas pueden obstruir el paso a la policía o ambulancias, y producir nuevos accidentes.

Siempre hay que obedecer las indicaciones de la policía.


Dejá un comentario