Tener un seguro de hogar es un gran respaldo en caso de incidentes como la sustracción de bienes, sin embargo, nuestro mayor interés es que la misma ciudadanía establezca hábitos que hagan cada vez más complicado que estos hechos ocurran”,

Por este motivo, detallamos  consejos fáciles de implementar para evitar, en gran medida, este tipo de situaciones.

1. Verifique el correcto funcionamiento de las cerraduras, ventanas y sistemas de alarmas.

2. No deje duplicados de las llaves en lugares accesibles desde fuera de la vivienda ya que esto solo facilitará el trabajo de los delincuentes.

3. Varíe su ruta habitual con cierta frecuencia para evitar que los ladrones puedan monitorear sus horarios y recorridos. En este punto, fíjese también si hay autos o personas desconocidas en el vecindario por varios días consecutivos.

4. Deje el teléfono desconectado o sin volumen. Recuerde que una de las señales más claras de que no hay nadie en casa es que el teléfono suene sin que nadie responda.

5. Evite dejar objetos de valor que llamen la atención y puedan ser vistos desde afuera.

6. No publique el detalle de su próximo viaje (fechas y lugares) en redes sociales ya que esta información podría ser de gran utilidad para los posibles ladrones.

7. Deposite los objetos de valor o dinero en un lugar seguro.

8. Pida a una persona de su confianza que recoja la correspondencia de manera periódica para evitar que se acumule.

9. Comparta con sus vecinos de confianza sobre su ausencia para que puedan estar pendientes.

10. Puede resultar de utilidad el hacer parecer que su hogar está habitado. Esto se puede lograr dejando algunas cortinas abiertas o ropa en el tendedero. Los dispositivos de iluminación automáticos, que se activan al detectar algún movimiento, pueden también ayudar con este efecto.

Pero, ¿qué hacer si incluso siguiendo estas rutinas de seguridad nos enfrentamos con el desafortunado escenario descrito?.

1. Llamar a las autoridades y NO ingresar al domicilio.

2. No tocar nada para facilitar la investigación policial.

3. Entregar la mayor cantidad de detalles a la policía ya que cualquier dato es importante para esclarecer el suceso.

4. Realizar un inventario de los bienes.

5. Efectuar la denuncia formal del evento e indicar los daños sufridos por la vivienda y los objetos robados (incluyendo sus documentos personales).

6. Contactar a su compañía de seguros.

Finalmente, es importante enfocarse también en superar el estrés emocional asociado a estos eventos. Para ello se sugiere deshacerse de mobiliario y aparatos que hayan quedado inservibles, pintar las paredes de un nuevo color o cambiar los muebles de lugar. Adicionalmente es importante no olvidar cambiar las cerraduras de la casa o adquirir algún sistema de protección como alarmas o rejas para las ventanas. De esta manera, estos simples cambios contribuirán a recobrar la calma y normalidad.


0 Comentarios

Deja un comentario

Avatar placeholder