Seis claves para que las compañías respondan en caso de accidente. Aquí, un repaso sobre plazos, denuncias y tipos de cobertura.

 

Las compañías de seguros tienen que cubrir los siniestros viales cuando sus asegurados tienen algún accidente pero, en algunos casos, demoran los pagos o no hacen ningún ofrecimiento indemnizatorio.

Si la aseguradora no cumple con la cobertura o pretende hacerlo por un monto inferior al reclamado se podría iniciar una acción legal para obtener una indemnización por todos los perjuicios soportados pero hay que tomar en cuenta algunas sugerencias:

1) Seguro obligatorio y pago

Los vehículos para poder circular deben estar asegurados siempre pero eso no significa que estén cubiertos en caso de siniestro. ¿Por qué? Muchas veces ocurre que el asegurado no realiza el pago o lo hace fuera de término. Es importante controlar las fechas de vencimiento de las facturas del seguro porque los pagos fuera de término generan el rechazo de cobertura de las compañías de seguros.

2) Denuncia

Siempre hay que realizar la denuncia del siniestro dentro de las 72 horas en la compañía de seguros propia. Esto es obligatorio para poder tener cobertura en caso de todo riesgo o que otra persona (tercero) pretenda realizar un reclamo por el siniestro contra el vehículo asegurado.

3) Seguro contra todo riesgo

En caso de tener contratada una póliza contra todo riesgo la cobertura será el monto del presupuesto por los daños materiales pero, generalmente, existe una parte (franquicia) que está a cargo del asegurado. Además cubrirá, en caso de tener responsabilidad en el siniestro a los daños en el/los otros vehículos y lesiones de las demás personas.

4) Franquicia

Si el siniestro fue responsabilidad de otro vehículo se puede reclamar el monto de “franquicia” de la otra compañía de seguros.

5) Lesiones

La aseguradora de cada vehículo está obligada a cubrir las lesiones de las personas que intervinieron en el siniestro siempre que existe responsabilidad de su asegurado. En estos casos hay que solicitar todos los datos del conductor del vehículo y, es conveniente, guardar toda la documentación de atenciones médicas, traslados, gastos, etc. para poder reclamarlos con posterioridad.

6) Daños en el vehículo

Si el seguro es el llamado “terceros o terceros completo” va a cubrir los daños del otro auto y las lesiones de los demás. Es importante tomar nota de los datos del conductor y su compañía de seguros para poder iniciar el reclamo en su contra. Igualmente, siempre, hay que realizar la denuncia en la aseguradora propia porque será para de la documentación que te solicitarán para tomar tu reclamo en el seguro del responsable del siniestro.

En conclusión, se pueden reclamar indemnizaciones por los daños materiales de los vehículos y todos los demás perjuicios, incluso el daño moral que se haya sufrido si se dan los elementos necesarios para su reclamo judicial.

Se deja aclarado que siempre hay que evaluar el caso específico y lo expuesto no implica un asesoramiento al reclamo puntual sino sólo sugerencias de cómo proceder ante situaciones que podrían considerarse como abusivas.

 


Dejá un comentario