El Centro de Investigación releva habitualmente accidentes de tránsito que se hubieran podido evitar si el vehículo hubiera estado en buenas condiciones de uso y mantenimiento. Podemos enumerar infinidad de defectos pero sólo citaremos algunos de los más comunes: frenado defectuoso, problemas de suspensión (inestabilidad), falta de iluminación, deficiente estado de los neumáticos, etc.

Por ello resulta necesario a la hora de iniciar un viaje seguir algunas recomendaciones que ayudarán a tener una mayor seguridad en la conducción, y la tranquilidad que si en algún momento el tránsito exige alguna maniobra evasiva el vehículo responderá adecuadamente.

Frenos : es necesario controlar el nivel del líquido de frenos. Si se encontrara bajo, además de agregar líquido hay que verificar posibles fugas. Chequear el estado de los frenos (cintas y/o pastillas de freno) si en algún momento se observa que el pedal no ofrece la resistencia normal en la frenada (posible fuga de líquido).

Ruedas y neumáticos : es importante comprobar la presión de inflado periódicamente (inclusive de la rueda de auxilio). Verificar que la profundidad del dibujo de la cubierta no sea inferior a 1,6 mm y que las ruedas estén balanceadas y alineadas (fundamental para la estabilidad del rodado).

Luces Verifique el correcto funcionamiento de las luces delanteras (altas y bajas), de giro, balizas y marcha atrás. Pero no olvide que además deben estar las ópticas limpias para obtener la mayor eficiencia lumínica.

Nivel de los fluidos : controle el nivel de aceite del motor, del agua del radiador, limpiaparabrisas y batería, del líquido de frenos, de la dirección hidráulica, etc.

Además de estas previsiones técnicas, en lo que respecta a la comprobación del buen estado del automóvil, antes de iniciar el viaje debemos tener en cuenta otros elementos para evitar inconvenientes:

•  Tener la cédula verde, certificado del seguro obligatorio y recibo del último pago, último pago de patente, DNI, CI o LE, registro de conductor vigente y, en caso de poseer gas, la cédula de identificación para Equipo de GNC.

•  Poseer la revisión técnica obligatoria al día.

•  Matafuego de 1Kg, tipo ABC.

•  Baliza triangular reglamentaria.

•  Críquet y llave para sacar las ruedas (si se tiene tuerca antirrobo, verificar dónde se lleva la llave para extraerla).

Una actitud preventiva en la conducción no sólo significa estar alerta a los posibles peligros que el tránsito ofrece, sino además tener el vehículo en las condiciones óptimas de seguridad de manera que nos ayude a resolver satisfactoriamente las situaciones riesgosas.


Dejá un comentario